Al desnudo ante ustedes

Surge de la necesidad de expresar lo sentido, compartir visiones, exponer percepciones... en fin, es un blog donde se trata de ser totalmente parcial al escribir, diciendo lo que se siente o presiente, pero eso sí, tratando de no herir a nadie, no es mi objetivo.

A escribir lo pensado. Una manera espontánea de comunicarme y almacenar lo que forma parte de mi "todo".

Cabigoes

viernes, 16 de octubre de 2009

Señora jovial

Admiro a las personas que todavía con un montón de años son capaces de sentirse jóvenes y demostrarlo además, pero... si me envuelven en todo el relajo que forman no me agrada para nada.

Hoy en la mañana estuve de visita en un pueblo que queda cerca de la ciudad donde vivo, se llama Lezama de Orituco(luego más detalles), pasé junto a mis compañeros un buen rato, investigando e indagando sobre la historia, cultura y demás aspectos relevantes de ese pueblo, ya que me lo están exigiendo del liceo. El detalle reside en que al tomar el bús una compañera le pregunta a una señora que también se dirigía a el destino que esperaba impaciente por nosotros acerca del precio del pasaje. La señora responde con amabilidad y mientras que el bús se llenaba(porque de paso había que esperar que estuviera totalmente full) fue ganando terreno como buena llanera. La señora habló y habló hasta que se cansó, la confianza que agarró fue tan grande que hasta nos invitó a irnos a vivir con ella, cosa que por supuesto no aceptamos.

Pasaba el tiempo, la señora luego de haber guardado una pequeña pausa retomó la hablantina. La misma compañera que en un principio le formuló la pregunta a la doña, abusiva y premeditadamente sentó a la protagonista del escrito(la señora) a un lado mío. No me importaba que se sentara a un lado de mi humanidad(si se puede llamar así), conversé un rato con ella y me pareció buena persona, y todavía sostengo esa teoría, lo que me llamó la atención y lo que me hizo sentir incómodo fue lo que dijo: Al lado del muchacho, para que me haga sentir joven. Yo estaré un poco vieja por fuera, pero por dentro estoy jovencita, tengo las mismas ganas. Lo que envejece es el físico, el espíritu queda intacto. Esto adherido a una serie de gestos un poco impropios que me hicieron pensar que la señora está urgida, necesita XXXX, tan sencillo como eso. Me disculpo si estoy equivocado, pero ya saben uno intuye muchas cosas.

Repito, admiro a las personas que a pesar de que están pasaditos de años tienen un espíritu lleno de juventud. 

¡Ahh! y hay muchas cosas que contar del viaje de hoy, aunque no sé si me de tiempo de publicarlas.

Un saludo jovial.

4 comentarios:

Aida dijo...

Nada mejor para saber las intenciones con las que se dicen las cosas que estar presentes en la conversación... Tal vez la señora lo decía de buenas y era simplemente una forma de hablar...
A mí también me gusta la gente vital, tengas los años que tengan...

Natacha dijo...

jajaja, Pues vaya experiencia... Aunque creo que te equivocas.
Un beso, cielo
Natacha

Suilani dijo...

Cabigoes, quizás ella no lo hizo con la intención que piensas. Las personas ancianas muchas veces dicen cosas sólo por broma o por parecerles agradables a lo más jóvenes.
Un besín.

Cabigoes dijo...

Sí, lo sé soy un mal pensado de lo peor, pero me hizo sentir muuuuuy incómodo y más porque mis compañeros comenzaron a tomar lo que dijo la señora como burla...

Y opino igual. Ahora que puedo pensar con más claridad creo que fue un poco injusto juzgar a la señora por haber sido tan "elocuente" al hablar y a referirse a distintos temas. A veces las cosas no son lo que parecen y sólo están enmarañadas en un dizfras.

Un saludo!